Calidad de Vida

Repara la llanta de tu bici ¡tú mismo!

Una pinchadura en una llanta de bicicleta es algo normal y si ruedas lo suficiente eventualmente te pasará, pero, ¿sabías que tú mismo puedes repararla?  

Ser un ciclista tiene sus complicaciones al igual que cualquier otro actor vial, pero una de las grandes ventajas es que normalmente las reparaciones son más baratas que las de un automóvil. Además, hay reparaciones que hasta tú mismo puedes hacer en tu bicicleta.
 

Este es el caso específico de las ponchaduras de llantas. Si bien en un auto sería casi imposible que la repararas tú mismo, en una bicicleta es muy fácil hacerlo, sólo tienes que conocer el procedimiento correcto para hacerlo.
 

1.
Separa la llanta ponchada de la bicicleta, esto será mucho más fácil si pones la bicicleta llantas arriba.

2.
Retira la cámara de la llanta. Esto lo lograrás incrustando dos palancas para neumáticos en el extremo opuesto de la válvula. Una palanca es una herramienta que se introduce entre la cubierta y la llanta aflojándola poco a poco.

3.
Cuando logres esto, debes extraer con cuidado el tubo interno o cámara.
4. Infla la llanta para encontrar el lugar exacto de la fuga. Si es necesario, sumerge la llanta en agua para encontrar la fuga de aire, será dónde aparezcan burbujas. Cuando la encuentres, márcala con una “X”.
5. Pule la zona alrededor del agujero, puedes usar una lija.
6.
Usa una solución vulcanizante para sellar el espacio y después coloca un parche sobre el pegamento.

7.
Regresa la llanta a su lugar en la rueda asegurándote de que las válvulas queden alineadas y coloca la cámara dentro del neumático.
8. ¡Infla la rueda y sigue rodando!  

Aunque la reparación puede sonar complicada, en realidad es muy fácil cuando tienes las herramientas adecuadas: parches para ruedas de bicicleta, papel de lija, solución vulcanizante (pegamento), palancas para desmontar la llanta e inflador.

Etiquetas:
#bici #llanta #ciclistas #Reparar
Notas05.png

Las motos son ya una necesidad