Calidad de Vida

Madero, la principal calle peatonal de nuestro país queda en peligro

Si vives en la Ciudad de México, sabrás bien que la calle de Madero, en el Centro Histórico, es una de las principales calles peatonales. De hecho, diariamente al menos 150 mil personas transitan por ahí, mientras que en periodos vacacionales el número se eleva al medio millón.  

Sin embargo, los bolardos que impiden el ingreso de automóviles han dejado de cumplir su función, ya que muchos han sido retirados por obras de drenaje o instalaciones eléctricas o simplemente, han dejado de funcionar por fallas en su mecanismo retráctil.  

Ricardo Jaral, director de Mejoramiento de Infraestructura Vial, de la Agencia de Gestión Urbana, comentó que los bolardos serán sustituidos como una medida de prevención tras los atentados en varias ciudades de Europa, en la que han utilizado automóviles en calles peatonales.  

“Eso va a ser en lo inmediato (la sustitución de bolardos). Siempre privilegiamos lo más urgente, la seguridad, en este caso las bocacalles por donde podrían ingresar autos. Hay algunas bancas que son de una sola pieza, de piedra, y tenemos los macetones bastante robustos, eso inhibe la posibilidad de que alguien pudiera ingresar a toda velocidad”, comentó Ricardo Jaral en entrevista con Excélsior.  

En un recorrido, se constató que en todas las esquinas entre el Zócalo y Eje Central los bolardos ya no están en su lugar, ya que fueron retirados o simplemente están abajo y fuera de funcionamiento. Por lo que cualquier vehículo puede ingresar a la calle y poner en riesgo a los peatones que transitan.  

Por el momento, el contrato para la fabricación de los bolardos está en curso, por lo que en un futuro cercano se espera que inicie su implementación.
Etiquetas:
#Peligro #CDMX #Centro Histórico #Madero