Cultura Vial

Los autos inteligentes podrían hacer más daño que bien

Los autos inteligentes, con sensores de movimiento y frenos automáticos, sin duda han llegado para salvar la vida de miles de automovilistas y peatones que día a día se enfrentan a los peligros del camino. Sin embargo, cada vez son más los conductores que se convierten en un peligro potencial gracias a las nuevas tecnologías.  

Según un artículo publicado en el National Post, el que los automovilistas tengan estas tecnologías a su alcance, les permite ser un poco más negligentes sin poner en peligro sus vidas. Por ejemplo, si antes pensabas dos veces antes de revisar una notificación en tu teléfono, ahora sabes que en caso de alguna emergencia tu auto te cuidará con el frenado automático. Los automovilistas se vuelven dependientes de su tecnología, que en cualquier momento puede fallar, para mantenerse seguros.
 

Peor aún, hay autos con sistemas de entretenimiento que lo único que hacen es distraer al conductor sin protegerlo. Sea para conectar tu teléfono mediante Bluetooth, poner tu canción favorita, revisar el GPS o hasta contestar una llamada, cada vez que usas el sistema de entretenimiento te distraes y si no cuentas con frenado automático, las probabilidades de sufrir un accidente se multiplican.
 

Es verdad que los autos nuevos son cada vez mejores, más seguros y hasta más “divertidos”, pero ¿hasta qué punto se les debe permitir seguir integrando más tecnologías sin mejorar aún más las medidas de seguridad tanto para los automovilistas como para los peatones, ciclistas y motociclistas?
Etiquetas:
#Automovilista #celular #peatones #Automovil #Frenos