En Movimiento

¿Por qué se pueden llevar mi vehículo al corralón?

El corralón es uno de los peores lugares de la Ciudad de México, pregúntale al motorista que quieras, sin embargo es completamente necesario. El depósito vehicular, como es conocido oficialmente, sirve como albergue para los autos y motos que incumplen con las reglas más estrictas del reglamento de tránsito.

¿Cómo puede terminar tu motocicleta o coche en el corralón?
  • Circular o detenerse en áreas restringidas que estén delimitadas por marcas en el pavimento o señalamientos.
  • Circular sobre aceras o vías ciclistas.
  • Circular sobre los carriles exclusivos para el transporte público o interferir los carriles del transporte público al dar vuelta a la izquierda, derecha o en ‘U’.
  • Realizar reparaciones a vehículos en vías públicas.
  • Organizar o participar en arrancones.
  • Colocar, instalar, arrojar o abandonar objetos o residuos que entorpezcan la libre circulación.
  • Colocar luces, dispositivos o cualquier objeto que distraiga a vehículos motorizados, ciclistas o peatones.
  • Mantener un vehículo estacionado, una vez que sea requerido su retiro por la autoridad, cuando se realice obra pública o trabajos de servicios urbanos en la vía.
  • Abandonar un vehículo en la vía pública.
  • No utilizar un casco correspondiente mientras se circule en motocicleta, debidamente abrochado y colocado.
  • No contar con un permiso y/o licencia de manejo vigente, tarjetón, engomado de la concesión, placas, calcomanía de circulación, holograma de verificación vehicular.
  • Conducir bajo los efectos del alcohol y/o estupefacientes.
¿Y en caso del transporte público y privado de pasajeros?
  • En el caso de un servicio de transporte privado está prohibido el ascenso y descenso en la extrema derecha en la esquina antes de cruzar la vía transversal. En el caso del transporte público, está prohibido el ascenso y descenso en cualquier otro lado que no sea la extrema derecha y en una esquina antes de cruzar la calle.
  • Hacer base o estacionarse en lugar no autorizados.  
  • Circular sin seguro de responsabilidad civil.
  • Conducir bajo los efectos del alcohol y/o estupefacientes.
Está bien, ya se llevaron tu auto o moto al corralón, tal vez porque tomaste una mala decisión, tal vez porque no sabías que algo era ilegal, la siguiente pregunta lógica es: ¿cómo recuperarlo?

Lo primero que tienes que hacer es averiguar en qué depósito está tu auto o moto. La verdad es que no te quedará más opción que hablar a la Dirección de Control de Vehículos en Depósitos de la CDMX a los números 5709-3600 o al 5709-3104. Si ellos no pueden ayudarte tendrás que hablar a los depósitos cercanos a la zona de donde se llevaron tu vehículo. En total son 31 depósitos, y puedes encontrar la lista completa aquí.

Deberás de conocer la marca, modelo, color y número de placa de tu vehículo. ¿Ya sabes dónde está tu auto? Ahora te toca presentarte en el corralón con original y dos copias de tu licencia de manejo vigente, identificación oficial (IFE, cartilla o pasaporte), pago de infracciones y documento que compruebe que no hay adeudo vehicular por tenencias anteriores.

Etiquetas:
#motocicleta #Automovilista #coches #motos #Ciudad de Mexico #Automovil #CDMX #Deposito de Vehiculos #Corralon