Entretenimiento

¿Sabes cómo hacer feliz a un niño?

Alegrarle la vida a un niño no es algo difícil, sin embargo son pocos los que se toman un segundo para hacerlo con un desconocido. Este no fue el caso de un motociclista que se percató en un semáforo en rojo que el niño en el coche de al lado estaba admirando su moto, emocionado al verla. 

El piloto no dudó en pedirle al niño que bajara su ventana y le permitió acelerar la motocicleta antes de alejarse cuando el semáforo se pusiera en verde. El niño quedó alucinado y sin duda enamorado de la motocicleta, posiblemente su vehículo del futuro.

Más allá de su fijación con la motocicleta es importante recordar que como padre de familia tu labor es después fomentar una cultura de seguridad vial sin importar si tu hijo será un futuro piloto, ciclista, automovilistas o peatón.


Etiquetas:
#motocicleta #motos #cultura vial #educacion vial