Cultura Vial

Guía de mantenimiento básico para motociclistas

No importa la marca qué motocicleta que tengas o su propósito de uso. Todas las motocicletas requieren revisiones periódicas para garantizar tu seguridad al rodar.

Hay una serie de cuidados que pueden generalizarse a todas las marcas de motocicletas que son: la limpieza, los neumáticos, la cadena, los frenos o pastillas, las luces, el líquido refrigerante y el aceite. A continuación te contamos en qué consiste cada una:
  • La limpieza: Es uno de los pasos más importantes ya que si tu motocicleta se encuentra limpia será más fácil descubrir averías. Para lavar tu motocicleta deberás hacerlo a la sombra, con productos jabonosos suaves y esponjas. Después deberás secarla y circularla un poco para que se suelte el agua que pudo haberse quedado.

  • Neumáticos: Es de los puntos más importantes del mantenimiento de una motocicleta. Debemos revisar si el dibujo es suficiente, cómo va su desgaste y cómo está inflado, este punto es fundamental ya que influye mucho en el comportamiento de la motocicleta una vez puesta en marcha.

  • La cadena: Algunas motocicletas tienen transmisión por cadena y éstas requieren un cuidado especial. La cadena debe estar siempre bien engrasada y la tensión debe ser la correcta, esto se refiere a que al subirla y bajarla se desplace aproximadamente una pulgada hacia arriba y hacia abajo.

  • Los frenos o pastillas: Si tu motocicleta cuenta con frenos de disco deberás controlar el nivel de los líquidos cuidando que no tenga pérdidas. Por el otro lado si tu moto es de tambor, hay que regular la tensión del cable hasta que el tacto y la frenada sean adecuados.

  • Las luces: Importantísimo si conduces de noche, no sólo para ver por donde estás conduciendo sino para que los demás conductores sepan que estás ahí.

  • El líquido refrigerante: Si el motor de tu motocicleta se refrigera mediante líquido es importante revisar el nivel de éste en el vaso de expansión. Tienes que tener cuidado de nunca abrir el tapón del radiador cuando esté caliente ya que te podrías quemar.

  • El aceite: Es relativamente sencillo revisar el nivel de aceite pero cambiarlo puede requerir mayor experiencia. Existen dos sistemas para comprobar el nivel de aceite: por el ojo de buey o por varilla. El primero se trata de una ventanita de cristal por donde vemos hasta dónde llega el aceite y el segundo, con la varilla, que generalmente viene unida al tapón e indica el nivel del aceite.
¿Conoces otros consejos de mantenimiento para tu moto? Compártelos con nosotros: 
Etiquetas:
#motociclietas