Cultura Vial

Lo imperdible para manejar una bici de manera segura

Muchos ciclistas novatos e incluso algunos que aprendieron a manejar bicicleta desde pequeños piensan que rodar por la ciudad es cosa de niños, pero en realidad existen varios factores a considerar.

Manejar tu bici por la ciudad es más que mantener el equilibrio, pedalear, frenar y cambiar de velocidades, en caso de tenerlas. Cuando compartes el camino con otros vehículos y con el transitar de los peatones, los factores de riesgo aumentan, por lo que debes rodar con mayor precaución. Aquí te decimos lo básico que debes saber y hacer para disfrutar de tus traslados en bici  por la urbe de  forma segura.
 

La importancia del equipo de seguridad  

Como bien sabes el casco, las rodilleras y las coderas son esenciales para rodar seguros; sin embargo, algunos creen que el equipo sobra y evitan colocárselo. Todos estos elementos son muy importantes, por ejemplo, en el momento de un impacto el casco absorbe y distribuye la energía disminuyendo el daño al cráneo y al cerebro. Del mismo modo las rodilleras y coderas cuidan las partes más estratégicas del cuerpo, protegiéndolas de una posible fractura.
 

La responsabilidad de manejar con señales
 

Aunque las bicicletas carecen de intermitentes o direccionales, la verdad es que el ciclista es quien realiza estas funciones, mismas que son indispensables para comunicarse con los demás. Estirar el brazo del lado derecho o izquierdo paralelamente al piso con la palma abierta, indicas a los demás que vas a dar vuelta para esa dirección. Del mismo modo debes respetar los señalamientos de “alto”, las luces de los semáforos y andar por los carriles específicos para bicicletas, o bien por al arroyo vehicular en el carril de extrema derecha, nunca sobre las banquetas. Si por algún motivo necesitas trasladarte por la banqueta, baja de tu bici y camina junto a ella para evitar arrollar a un peatón.
 

Andar por la ciudad con tu bicicleta deja de ser riesgoso cuando te haces consciente de todo lo necesario para convivir con los demás.