Calidad de Vida

¿Por qué hay tanto tráfico?

Muchas veces mientras manejamos encontramos atascos que nos hacen pensar que todo es consecuencia de un accidente o algo similar, pero al final cuando reanudamos la marcha no damos cuenta de que no hay nada que lo haya podido causar

Obstrucción y número elevado de autos circulando, las causas principales de tráfico.
La primer causa del tráfico y que no debemos perder de vista es que un “embotellamiento” puede estar siendo generado por un volumen muy alto de automóviles andando al mismo tiempo. Sobre todo en horas pico cuando el número de autos supera la capacidad de la vía por la que circulan, este volumen es de 2.000 vehículos por hora, unos 2 automóviles por segundo aproximadamente.El segundo motivo del tráfico pueden ser incidentes como vehículos descompuestos, accidentes, lluvia, etc. Estos hechos provocan que disminuya la capacidad de circulación en un punto de la carretera y los coches se vayan acumulando y formando un “embudo”.

La ciudad y su ritmo, ocasionan atascos.
Cuando uno vive en la ciudad es mucho más común toparnos con atascos en todas partes, esto se debe a que la capacidad en los carriles de una vía urbana es menor a la de una autopista, además las calles de una ciudad se ven afectadas por elementos como paradas de autobús, estacionamientos, peatones, taxis, semáforos, etc. Cada vez que un autobús se detiene para recoger o bajar a una persona se forma una pequeña retención. Por otra parte, porcentaje de accidentes de tráfico es mucho mayor en ciudad que en carretera lo que también contribuye a la generación de tránsito lento.

La alta velocidad, culpable del tráfico.
Cuando se ha formado un congestionamiento, el hecho de que los automovilistas viajen a alta velocidad ocasiona que éste se incremente de manera muy rápida. El resultado es un atasco que se propaga hacia atrás rápidamente,, ocupando aproximadamente cinco metros por cada vehículo que se ve retenido.


Factores que empeoran un atasco.
Existen factores muy diversos que pueden ocasionar un embotellamiento. La composición del tráfico es un buen ejemplo, no es lo mismo una avenida en la que sólo circulan automóviles a otra en donde además de autos el trayecto va acompañado por camiones de carga que son tan grandes que circulan más lento y generan largas colas de automóviles.


Andar con menor velocidad evitaría congestionamientos.
Reducir la velocidad ayuda a evitar atascos. Permite circular de forma más homogénea, si todos los vehículos que van por una carretera lo hicieran a poca velocidad, la capacidad de circulación de la vía no se saturaría tan rápidamente. La masa de coches avanzaría lentamente, pero de forma uniforme.


Cuando conducimos podemos contribuir a evitar los embudos vehiculares
Si modificamos nuestra manera de conducir podemos contribuir muchísimo a agilizar el tránsito, si como conductores nos mantenemos a cierta distancia con el vehículo de adelante.

Lo peor que podemos hacer es pegarnos al coche de enfrente, pues si frena nos hará frenar  nosotros y generaríamos más congestión. Lo ideal es dejar suficiente distancia como para que el vehículo que nos precede reanude la marcha antes de que nosotros debamos parar. Además, evitar estos frenazos contribuye  a que ahorremos gasolina.Ahora ya lo sabes, contribuye a hacer más ágil la circulación y disfruta de un viaje más ligero y tranquilo.
Etiquetas:
#bici