Calidad de Vida

La Línea 7 del Metrobús encuentra problemas inesperados

A pesar de los planes del gobierno de la Ciudad de México, la Línea 7 del Metrobús no será completada a tiempo por un problema con los futuros vecinos del transporte público y el INAH.

Varios habitantes de las colonias cercanas al sitio de construcción de la Línea 7 del Metrobús han manifestado su molestia por la llegada del transporte público y denunciaron varias irregularidades con el proyecto encabezado por Miguel Ángel Mancera. Según los colonos, la llegada del Metrobús afectará negativamente al medio ambiente pues se talarán 600 árboles y aseguran que no se trata de una solución de movilidad efectiva.

Eduardo Farah, Arelle, representante del comité Chapultepec Polanco (uno de los muchos que se han formado para oponerse a la llegada del Metrobús), aseguró de la mano de su abogado que el proyecto de la Ciudad de México es ecocida, inoportuno, ilegal e innecesario, por lo que solicitaron el paro del mismo y aseveró, no buscan un compromiso sino su eliminación completa.

El pasado 12 de junio los colonos lograron su propósito cuando un juez frenó por completo las obras de la Línea 7, aunque no fue por sus quejas sino porque la construcción no contaba con la autorización general del INAH. Esta situación se regularizó y las obras se reanudaron el 29 del mismo mes.

Aunque los trabajadores laboran a marcha forzada, la suspensión de 20 días hace imposible que las obras puedan ser terminadas en el tiempo que se dio inicialmente y esto le costará a la CDMX una cantidad inesperada de dinero que se espera ascienda a los 20 millones de pesos.





Etiquetas:
#metrobus #CDMX #Línea 7 #Reforma #ecocida